Fotolibro “Fauna de las Sierras del Noroeste Soriano”

Una vez más he confiado en la gente de Saal Digital para elaborar un nuevo fotolibro, es este caso, un fotolibro sobre la “Fauna de las Sierras del Noroeste Soriano“, que podéis visualizar en pdf (en baja calidad) clicando sobre el título del libro o sobre la foto inferior.

Fauna de las Sierras del Noroeste Soriano. Fotografías de Tito Garcia Niño.
Portada de “Fauna de las Sierras del Noroeste Soriano”. Fotografías de Tito Garcia Niño.

Y una vez más, el resultado ha sido espectacular. Da gusto ver las fotos impresas en alta calidad sobre un buen papel fotográfico, mucho mejor que en la pantalla del ordenador. Continuar leyendo “Fotolibro “Fauna de las Sierras del Noroeste Soriano””

Corzos Verano 2015

Unas cuantas fotos de los corzos que conseguí fotografiar este verano cerca del pueblo, en la Dehesilla, en el pinar de abajo y en el cañón del Río Lobos.

Como siempre con estos bichos, los fotografiados son muchos menos que los vistos, pero casi siempre se escapan a la carrera, menos estos que parece que les gustaba más lo de hacer un buen posado.

_DSC5467 _DSC5469 _DSC5470 _DSC5513 _DSC6547 _DSC6592 _DSC6596 _DSC6600 _DSC6605 _DSC6607 _DSC6615 _DSC7093 _DSC7493 _DSC7494 _DSC7497 _DSC7499

Animales, animales, animales…

Ya queda menos para poder volver a Espeja y poder disfrutar de la fotografía de la naturaleza.

Esta galería son animales fotografiados por la zona de Espeja, la Dehesilla y el Cañón del Río Lobos el verano del 2013.

Fotografiando Corzos

Fácil, muy fácil es ver los corzos por cualquier rincón de Espeja y de toda la comarca. A primera hora de la mañana y al atardecer es cuando más se ven, aunque en los últimos años, a cualquier hora del día puede aparecer uno de ellos, sobre todo si vamos circulado en coche (ojito con los coches, que los accidentes con animales: corzos, jabalís y ciervos principalmente, son la principal causa de los accidentes de tráfico en Soria).

Fácil es verlos, pero no tan fácil es fotografiarlos, y este pasado verano tampoco tuve tantas oportunidades como otros años.

Eso sí, el corzo animal curioso por naturaleza, suele dar unos segundos para poder disparar la cámara, ya que siempre se queda mirando antes de desaparecer corriendo por la espesura. Para mi desgracia, mi zoom Sigma al margen de ser algo ruidoso, no es un “cohete” con el autofocus, más bien lento y poco preciso en bajas condiciones de luz, con lo que pierdo muchas fotos porque no encuentra foco o por el ruido, y como acabo haciendo la mayoría de las veces, paso al foco manual y ya para entonces el bicho ya ha desaparecido (son un rayo dando tres zancadas y dos saltos).

Pero al final siempre consigo alguna foto de ellos…, aquí os dejo las del verano 2011.