Una visitante poco habitual

Este verano pudimos contemplar una Cigüeña Blanca que eligió la torre del campanario de Espeja para pasar la noche.  Y aunque no fue uno de esos atardeceres tan espectaculares con los que nos suele obsequiar la naturaleza en los campos sorianos y tampoco había muchos sitios desde donde poder fotografiar la puesta de sol con la silueta de la cigüeña, aquí os traigo algunas de las fotos que realicé desde que empezó el atardecer hasta que el sol ya hacía un buen rato que había desaparecido.

Y algunas fotos de la misma cigüeña que pude ver también en el campanario de Orillares y en los campos que se encuentran entre ambos pueblos.

Lástima que solo sea una visita tan esporádica, ya me gustaría a mí tener un vecino así en nuestro campanario.

Y por último, una panorámica del atardecer, la podéis ver más grande en http://www.flickr.com/photos/titogn/11608715033/ o clicando sobre la foto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *